Esta división comprende las actividades no diferenciadas de los hogares como productores de bienes y servicios.

 Los hogares se clasifican en esta división sólo si es imposible identificar una actividad principal entre las actividades que realizan para su propia subsistencia. Si realizan actividades de producción para el mercado, se clasifican en la rama de producción principal correspondiente.