Esta división comprende la extracción de combustibles minerales sólidos en minas subterráneas o a cielo abierto, así como las operaciones necesarias para obtener un producto comercializable (clasificación, limpieza, compresión y otras operaciones necesarias para facilitar el transporte, etcétera). 

No se incluyen la coquificación (véase la clase 1910), los servicios conexos a la extracción de carbón o lignito (véase la clase 0990) ni la fabricación de briquetas (véase la clase 1920).