Esta división comprende la extracción de minerales metalíferos en minas subterráneas o a cielo abierto, la explotación minera de los fondos marinos, etcétera. Se incluyen también las operaciones de preparación y beneficio de minerales, como las de trituración, desmenuzamiento, lavado, secado, aglomeración, calcinado, lixiviación, separación gravimétrica o flotación. 

No se incluyen las actividades manufactureras, como el tostado de pirita de hierro (véase la clase 2011), la producción de óxido de aluminio (véase la clase 2420) ni la explotación de altos hornos (véanse las clases 2410 y 2420).